La primera vez que me tocó ver una página de internet, quede encantado, realmente era asombroso ver como podías visitarla desde cualquier parte del mundo, con solo una computadora y una conexión de internet, estaba en mi primer año en la universidad, nuestra maestra de programación, nos quería mostrar lo fácil que era crear una página, no era una página visualmente atractiva, pero era funcional.

Surgieron muchos sitios de internet, todos con un propósito diferente, los había con salas de chat, con lugares para jugar en línea, noticias, etc. Era una gama muy diversificada de opciones, todos al alcance de tu teclado, a partir de ese momento, sabía que este era el futuro, que podía dedicarme al desarrollo de sitios, el internet llegó para quedarse, todos en algún momento ocupan tener presencia online.

A través de mis años universitarios cambiaron muchos mis objetivos, pero siempre recordaba que las páginas de internet eran una gran fuente de trabajo, me tocó presenciar el ascenso y caída de los sitios interactivos con Flash, que en su momento, era lo mejor de lo mejor y carísimas, pero debido al surgimiento del titán de Google, fue poco a poco desapareciendo el interés por este tipo de sitios, para dar su lugar a las páginas que tenían mucha popularidad, fue así como nació el SEO y Flash no era tan amigable con el SEO, por consiguiente ya era una crónica de una muerte anunciada, como bien lo diría Gabriel García Márquez en su libro homónimo.

Ya en mi vida laboral, me dedique mucho tiempo al diseño gráfico, creando diseños atractivos para que el prospecto, se viera atraído hacia él y se convirtiera en un cliente de la empresa, para mí en ese momento era buscar las tendencias de diseño, los colores, el balance, las tipografías más profesionales, etc.

Me imaginaba que, entre mejor estuviera el diseño no importaba lo demás, ya con mi experiencia en diseño gráfico el diseñar páginas de internet era un proceso más sencillo, ya no tendría que preocuparme por la promoción de la página, la página en sí, gracias a su diseño, podría promocionarse por sí sola (Te suena familiar ¿No?) y lo único que tenía que hacer es mencionarle al cliente que visitara la página, era razón suficiente para que me contratara…

Esto cambio, cuando me di cuenta que nadie visitaba mis páginas, que a mis clientes, les hice una página que le dedique mucho tiempo en el diseño y que por sí sola, era una página espectacular, la triste realidad era, que los clientes me comenzaron a preguntar que cuando comenzarían a ver clientes en sus tiendas, en que momento, la oleada de clientes entraría por la puerta principal, fue cuando me di cuenta que mi estrategia no era la correcta, algo faltaba, así que decidí seguir en el diseño gráfico mientras descubría ese ingrediente que me hacía falta.

Al pasar los años, después de incursionar en áreas de Community Management en una agencia y dedicándome a seguir con el diseño de páginas, impulsado siempre a hacer paginas atractivas, pero seguía en mi búsqueda del ingrediente perdido, me llevó a colaborar en un proyecto muy atractivo: Promocave.com

Promocave, para quienes no tienen la oportunidad de conocer la página, es un sitio en internet que permite a los autores de libros, hacerles promoción en las redes sociales mediante la generación de tweets, publicación de posts en más de 40 redes sociales de forma automática, solo tienes que registrarte, si tu libro está en Amazon poner tu número ASIN, escoger la categoría de tu libro y 3 palabras que definan tu libro, el sitio automáticamente genera la información del libro y se publica en las redes sociales.

Así es como nació mi primer proyecto funcional y tenía un objetivo claro: promocionar libros de manera gratuita por medio de las redes sociales, fue un hit, después de hacer las primeras pruebas en versión beta, cuando liberamos el sitio al público en general, generamos una audiencia cautiva, logramos que el libro promocionado lograra en solo un par de horas, hasta 1,000 visitas además de un sinfín de interacciones en redes sociales, era increíble, la página aportaba valor, ese era su éxito.

Pero había algo que me molestaba mucho, no era espectacular, más bien tiene un diseño modesto, funcional, pero no tan atractivo, pero lograba su objetivo, atraer clientes para nuestros servicios, así que fue cuando me di cuenta: No importa lo atractivo de tu página o lo espectacular que sea, si no cumple un objetivo claro, no tendrás audiencia y, por consiguiente, no tendrás a quien ofrecerles tus servicios.

No te confundas, no me refiero a que no le pongas atención al diseño de la página o que los diseñadores de páginas de internet están sobrevaluados, para nada, al contrario, si tienes un excelente diseño ayuda, pero si no tienes claro un objetivo en tu página, estas destinado a que sea una de las tantas páginas que están espectaculares que nadie visita, ahora bien, recuerda, que somos emprendedores, nuestra función principal es atraer prospectos, para convertirlos en clientes.

¿Cómo puedes lograrlo? Define qué objetivo o función debe cumplir tu página, si es captar prospectos, vender o simplemente generar tu imán de conversión, ya que lo hayas definido, concéntrate en el diseño y los medios en los cuales vas a promocionarte, nunca debe estar divorciado tu diseño con tu propósito, pero concéntrate más en la funcionalidad que en el diseño, tu cliente (y tu bolsillo) te agradecerá más que tu página funcione y cumpla su objetivo, que sea espectacular sin ningún propósito.

Descubre más estrategias efectivas para hacer crecer tu negocio, te invitamos a formar parte de la comunidad de emprendedores GKIC México.

Autor Enrique Gonzales Colaborador GKIC México

¿ERES UN EMPRENDEDOR CAVERNICOLA?
Descarga el Reporte y Descúbrelo
Nosotros odiamos el spam, por eso tu información no sera compartida a nadie.
Aparta tu Lugar
Reserva tu Lugar
* nunca compartiremos tu información a terceros.
Registrate al Seminario de Emprendedores y Mercadotecnia en BIT Center 6 Diciembre 5:30 PM
¿ERES UN EMPRENDEDOR CAVERNICOLA?
Descarga el Reporte y Descúbrelo
Nosotros odiamos el spam, por eso tu información no sera compartida a nadie.
¿ERES UN EMPRENDEDOR CAVERNICOLA?
Descarga el Reporte y Descúbrelo
Nosotros odiamos el spam, por eso tu información no sera compartida a nadie.
¿ERES UN EMPRENDEDOR CAVERNICOLA?
Descarga el Reporte y Descúbrelo
Nosotros odiamos el spam, por eso tu información no sera compartida a nadie.
¿ERES UN EMPRENDEDOR CAVERNICOLA?
Descarga el Reporte y Descúbrelo
Nosotros odiamos el spam, por eso tu información no sera compartida a nadie.